Dieta para la artritis: cómo comer de forma saludable si tienes dolor en las articulaciones

A pesar de que la artritis no se puede curar, existen tratamientos médicos y naturales que ayudan a controlar los síntomas y hacer la vida de los pacientes más llevadera. Entre las formas más utilizadas para reducir las implicaciones de la artritis están las medicinas, la dieta y el ejercicio, que ayudan a tener un peso controlado y así reducir la carga sobre las articulaciones.

En este sentido, elegir cuidadosamente los alimentos que se consumen cuando se padece de artritis reumatoide es muy importante, porque hay algunos alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas que pueden empeorar los síntomas y generar mayor inflamación, como es el caso de las papas y el tomate.

Contexto sobre la artritis

La artritis es una enfermedad degenerativa que se da cuando la membrana que recubre las articulaciones, es decir, la membrana sinovial, se inflama y se acumula líquido, produciendo que las articulaciones se degeneren y haya hinchazón en esta zona.

Existen muchos tipos de artritis como la gota, la artritis reumatoide, el lupus y la osteoartritis. Cada una de ellas tiene implicaciones diferentes, pero algunos de los síntomas que tienen en común son los relacionados con el dolor articular y la falta de movilidad en la unión entre hueso y hueso.

Por otro lado, aunque no se tiene claridad sobre qué factores exactos pueden ser generadores de esta enfermedad, se han asociado a motivos hereditarios, a personas con edades avanzadas, al género, pues las mujeres son las personas con más registro de padecimiento de artritis reumatoide, y el sobrepeso, asociado a falta de ejercicio y dietas poco saludables.

Algunos tipos de artritis

Existen una gran cantidad de tipos de artritis, por lo que se hace necesario entenderlas y tener un diagnóstico específico para poder controlarlas con tratamientos, terapias y dietas específicas para cada una de ellas.

Algunas de las artritis más comunes son la reumatoide (AR), la osteoartritis (OA) y la gota; la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune donde el cuerpo ataca los tejidos sanos, provocando rigidez y dolor en las articulaciones, dificultades para dormir, hormigueo en extremidades y deformaciones en los huesos, en algunos casos.

La osteoartritis, o artritis degenerativa ocurre cuando el cartílago se degenera hasta, incluso, hacer que los huesos hagan fricción entre sí, ocasionando dolores, rigídez, falta de coordinación, lesiones y protuberancias óseas.

Por su parte, la gota es un tipo de artritis que se genera por el aumento de concentración de ácido úrico y causan acumulación de cristales de urato monosódico. Se asocia el padecimiento de gota con dietas poco sanas, alimentos procesados, consumo de alcohol y factores hereditarios. Esta enfermedad da, en la gran mayoría de los casos, molestias y dolores articulares en las manos y el dedo gordo del pie, generando enrojecimiento, e inflamación.

Tratamientos médicos para la artritis

Las enfermedades como la artritis reumatoide y la artrosis, pueden ser muy dolorosas y causar síntomas como fatiga, enrojecimiento y dolores. Sin embargo, según información y estudios, existen tratamientos que podrían mejorar el sistema general del cuerpo.

Medicinas para la artritis

Dependiendo del tipo de artritis que se padezca, el tratamiento para la enfermedad varía. Sin embargo, los especialistas en salud suelen recomendar medicamentos que reducen la inflamación y el dolor en las articulaciones.

Entre estos están los antiinflamatorios, cremas antiirritantes, esteroides, que ayudan a retrasar los daños articulares y los medicamentos antirreumáticos, que son utilizados para disminuir el riesgo de infección y que se produzcan daños permanentes.

Fisioterapia

Otra de las técnicas médicas para controlar los síntomas de la artritis y fomentar la movilidad en las articulaciones, es la fisioterapia a través de ejercicios, radiaciones, y aplicación de frío y calor.

Los objetivos principales de la fisioterapia son prevenir la inflamación, reducir los dolores, corregir las deformidades y evitar los daños irreversibles ocasionados por la artritis.

Procedimientos quirúrgicos

Finalmente, cuando los métodos tradicionales no han logrado mejorar la situación de los pacientes, se realizan cirugías dependiendo del nivel de daño que haya en el cuerpo.

Las intervenciones quirírgicas pueden ir de realizar una reparación superficial de la articulación, donde se alínea para reducir el dolor y mejorar su movilidad, hasta un reemplazo de la articulación, que consiste en la extracción total de esta debido al daño irreparable.

Usualmente las cirugías se realizan en las articulaciones que han perdido la movilidad, que tienen deformaciones óseas o cuando el dolor es incontrolable con medicamentos y fisioterapia. Las articulaciones que suelen someterse más a estos procedimientos son las caderas, las rodillas, las muñecas, los tobillos y los dedos.

¿Cómo comer de forma saludable si tienes dolor en las articulaciones?

Cómo comer de forma saludable si tienes dolor en las articulacionesComer saludablemente es importante en todo contexto, sin embargo, en el caso de la artritis es una gran forma de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Una correcta dieta ayuda a reducir los síntomas que empeoran algunos alimentos como las patatas y los lácteos, y además, a mantener un peso equilibrado, ayudando a que las articulaciones, sobre todo las rodillas, la cadera y la columna vertebral, no tengan que asumir sobre cargas que fometan la inflamación y los dolores.

Para alimentarse de forma correcta en pro de sobrellevar de la mejor forma la artritis, es importante consumir alimentos antiinflamatorios como las frutas, las verduras, vitamina D, y ácidos grasos omega 3, que ayudan a reducir las sustancias químicas que ocasionan la inflamación.

Por otro lado, para seguir una dieta capaz de reducir los dolores en las articulaciones ocasionados por artritis, es necesario evitar alimentos que den inflamación, generen retención de líquidos y promuevan el incremento de peso. Algunos de estos son los alimentos ricos en azúcar y grasa, y los productos procesados.

¿Qué alimentos evitar si se tiene artritis?

A pesar de que se hable de los alimentos que deberían evitarse si se padece de artritis, es más fácil si se tienen ejemplos claros y se entienden los motivos por lo que son perjudiciales.

En este sentido, a continuación se explicará el por qué reducir o eliminar el consumo de algunos alimentos si se sufre de artritis, como los lácteos, el maíz, las carnes rojas y el trigo.

  • Lácteos – Los lácteos poseen una gran cantidad de caseína, una proteína densa, difícil de digerir y reconocida por causar inflamación si no es bien procesada. Por lo tanto, evitando incentivar las dolencias de la artritis, se recomienda eliminar de la dieta alimentos como bebidas lácteas y quesos; y buscar proteínas en verduras, granos o tofu.

  • Maíz – Este cereal es rico en omega-6, grasas que producen en algunos casos, hinchazón en el cuerpo. Evitando el consumo de maíz, quienes padecen de artritis, reduciran la posibilidad de empeorar los síntomas. Se recomienda sustituir este alimento con alimentos como la calabaza, semillas de lino y aceite de oliva.
  • Carnes rojas – Este tipo de proteína animal es sumamente perjudicial para las personas con artritis, pues es alta en hierro y se conoce por ser difícil de procesar, por causar daños en los tejidos, y por inflamar el cuerpo. Otros alimentos que pueden reemplazar este tipo de carne y las proteínas que otorga son los granos, y pescados ricos en ácidos grasos omega-3.
  • Trigo – Algunos cereales como el trigo y el centeno tienen gluten, una proteína que genera inflamaciones a quien no la tolera del todo y creando al posibilidad de que empeoren los síntomas de las personas con artritis si la consumen.

Dieta según el tipo de artritis

Dieta según el tipo de artritisSe debe tener en cuenta que para definir correctamente la alimentación de una persona que sufre artritis, debe recibir asesoría de nutricionistas, el cual debe tener en cuenta el diagnóstico y las necesidades de cada paciente.

En este sentido, cada tipo de artritis también debe recibir una atención diferenciada, y una dieta específica acorde a los requerimientos de cada cuerpo. A continuación se presentan algunos ejemplos de régimenes alimentarios segregados por los tipos de artritis más comunes.

  • Dieta para la artritis reumatoide – Para las personas que tienen esta enfermedad autoinmune se recomienda que consuman la comunmente conocida »dieta mediterránea». Esta se basa en consumir verduras, legumbres, frutas, frutos secos, aceite de oliva, pescado azul; y reducir o eliminar la ingesta de comidas procesadas y con grasas trans.

  • Dieta para la osteoartritis – Para el caso de la osteoartritis, que genera dolencias a raíz del desgaste del cartílago y el roce entre los huesos, lo más recomendado es que se procure evitar subir de peso, para que las articulaciones no sufran a la hora de sostener el cuerpo. Para lograr esto se requiere consumir vitaminas, sulforano, repollo, brócolí y col, y evitar comer azúcares y otros alimentos que ocasionen inflamación de las articulaciones.
  • Dieta para gota – Entendiendo que las personas que padecen gota tienen sobrecarga de ácido úrico, es muy importante que reduzcan el consumo de productos que promueven esta situacion, tales como los frutos de mar, los embutidos, el alcohol y el azúcar, y coman verduras, legumbres, nueces, frutas y cereales.

Otras recomendaciones para controlar los síntomas de la artritis

Otras recomendaciones para controlar los síntomas de la artritisAdemás de los elementos antes mencionados, especialmente dedicados a los hábitos alimenticios de los pacientes con artritis, existen otras formas naturales de reducir el malestar ocasionado por esta enfermedad.

Vale anotar que dichas estrategias requieren de disposición y compromiso por parte de las personas con artritis, pues es necesario cambiar de hábitos y ser constante para conseguir resultados.

Entonces, para reducir los dolores de la artritis se debe:

  • Evitar situaciones de estrés – El estilo de vida acelerado y en constante actividad mental, provoca más enfermedades de lo que creemos. Las preocupaciones, los nervios y el no parar implica para el organismo un deterioro en cualquier parte de este.
  • Realizar actividad física – Además de mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés, el ejercicio es una manera simple y eficaz de aliviar el dolor causado por la artritis, mejorando la calidad de vida de la persona.  También recomendamos: cuál es el mejor ejercicio para la artritis?
  • Tener una dieta responsable – Para tener una dieta en la que realmente se estén contrarrestando los síntomas generados por la artritis y que no sea contraproducente, se debe tener en cuenta que todos los pacientes tienen requerimientos diferentes. Por ejemplo, mientras algunos deben eliminar en el consumo de cítricos, al ser sustancias que producen inflamación, otros deben ingerirlos para aumentar sus niveles de vitamina C, que sirven para fortalecer los huesos y articulaciones.
  • Recibir asesoría de médicos especialistas – Para no cometer algún error a la hora de iniciar con un tratamiento, es muy importante que sea una persona profesional en el tema quien revise y defina cuáles son las mejores alternativas para reducir los síntomas de la artritis, de acuerdo con la historia médica y la etapa de la enfermedad en la que se encuentre cada paciente.
  • Ser constante – Para realmente sentir cambios, lo más importante es tener puntos de referencia y ser constante en los procesos. Independientemente del tratamiento que se elija, sea médico o natural, las mejorías solo serán significativas en la medida en la que se sea perseverante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here