¿Cuál es el mejor ejercicio para la artritis?

La artritis es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por crear inflamación, dolor y rigidez en diferentes articulaciones y enlaces del cuerpo. Al considerarse como una afección degenerativa, es fundamental tratarla a tiempo, pues puede llegar a generar daños en los tejidos blandos de las articulaciones y deformidades permanentes.

El tratamiento para aliviar los dolores de los tipos de artritis más comunes, además de contar con productos y medicamentos específicos, también va acompañado de bastantes cambios en la rutina y la alimentación del paciente.

Pues recordemos que muchas de las causas de estas enfermedades se relaciona con la inflamación, el deterioro óseo y a los niveles altos de ácido úrico. Síntomas que se pueden regular rápidamente con actividad física y la implementación de dietas balanceadas.

A continuación, se indicaran los mejores ejercicios y hábitos que facilitaran todo el tratamiento de la artritis de forma efectiva, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes drásticamente.

¿Por qué es fundamental la actividad física para la artritis?

Para nadie es un secreto que hacer ejercicio regularmente trae beneficios inmediatos al cuerpo, pues ayuda a mantener un mejor desempeño cerebral, un peso ideal, mejorar la calidad del sueño y reducir el riesgo de contraer complicaciones como la hipertensión, la diabetes tipo 2 o algunos tipos de cáncer.

Además, recordemos que el ejercicio ha demostrado ser un excelente tratamiento para aliviar el dolor en las personas con artritis, pues además de impedir la pérdida de masa ósea y muscular, también ayuda a mejorar la hinchazón y el rango de movimiento de las articulaciones.

Incluso, en diferentes investigaciones de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, se ha demostrado que las personas con AR que hacen algún tipo de actividad física, suelen expresar una menor cantidad de dolor y síntomas a comparación de los pacientes sedentarios.

Ejercicios para la artritis

Ejercicios para la artritisPara los adultos mayores con síntomas de artrosis o alguna versión de la artritis como la fibromialgia o la gota, es una buena idea agregar poco a poco las actividades deportivas de su elección a su rutina y no exigir a su cuerpo con ejercicios de alto impacto o peso.

Pues estos, al no ser manejados adecuadamente, pueden dar paso a lesiones o malestares agudos, especialmente cuando existe el dolor y la rigidez en las articulaciones como la cadera, los codos o la rodilla.

Teniendo esto en cuenta, datos han indicado que el ejercicio de bajo impacto funcionará adecuadamente para la mayoría de individuos, ya que en estas actividades podemos encontrar los ejercicios aeróbicos o diferentes estiramientos.

Vale la pena recordar que siempre será recomendable acompañar estos cambios de vida con la ayuda de un fisioterapeuta o un médico reumatólogo que le facilite toda la información necesaria, generando rutinas y recomendaciones personalizadas.

Ejercicio acuático

La natación o los ejercicios realizados en el agua son una excelente opción para las personas que necesitan entrenar sus músculos y sus movimientos de forma segura. Esto se debe a que el agua soporta el peso corporal, que en las personas con artritis, evitara estresar e impactar las articulaciones.

Ya sea haciendo entrenamiento libre, hacer series de nado o los aeróbicos acuáticos, todos los ejercicios podrán incrementar la fuerza, el movimiento, la resistencia y el estado físico del cuerpo.

Estiramientos

Los ejercicios de flexibilidad son una de las tareas principales que se le asigna a las personas con artritis, pues estas actividades son conocidas por evitar la degeneración de las articulaciones, mejorando el movimiento articular significativamente.

Además, gracias a la información y los datos de algunos estudios, se recomienda el uso de estos ejercicios en las horas de la mañana, pues se suelen aliviar los síntomas y el dolor causado por la artritis reumatoide.

Actualmente, además del yoga y otros deportes, existen algunas rutinas habituales de estiramiento que se pueden realizar desde casa y no necesitan de productos o equipos especiales. Sin embargo, cada sesión dependerá del tipo y la gravedad de la artritis de la persona, por lo que se recomienda acudir a un médico fisioterapeuta para obtener el mejor programa de ejercicios posible.

Fortalecimiento de músculos

Los músculos cumplen una función indispensable para el movimiento de todo el cuerpo, sin embargo, este es uno de los órganos que más se deterioran a medida que las personas envejecen.

Gracias a esto, hacer ejercicios enfocados, que fortalezcan y mantengan la calidad de los músculos de las partes afectadas por la artritis, ayudan a reducir la reducción de los tejidos blandos y el cartílago de las articulaciones.

Al poder existir algunos dolores y malestares con los ejercicios de peso tradicionales, una forma segura de efectuar este entrenamiento es por medio de bandas de resistencia o balones de pilates, que pondrán al cuerpo en un estado de estrés que permitirá incentivar a la creación de músculo.

Andar en bicicleta

Uno de los mejores ejercicios aeróbicos que incentivan la actividad física es la bicicleta. Pues con ella, además de obtener todos los beneficios del ejercicio tradicional, también se podrá movilizar rápidamente.

Además, entrenar regularmente con la bicicleta, mejorará la tensión en algunas articulaciones, aumentará la fortaleza de las piernas y mejorar la condición y la resistencia aeróbica, además de evitar enfermedades cardiovasculares.

Lo mejor es que este ejercicio también se podrá realizar desde la comodidad del hogar, pues hoy en día es muy fácil tener acceso a bicicletas estáticas muy capaces y asequibles.

Movimientos de manos y articulaciones

Es comprensible que el dolor punzante de las articulaciones pueda generar muchas desventajas a la hora de hacer ejercicio. Sin embargo, efectuar movimientos y calentamientos antes de iniciar cualquier actividad podrá disminuir el malestar y la inflamación causada por la artritis.

Estos ejercicios suelen basarse en movimientos y rotaciones suaves en las articulaciones principales como la rodilla, la cadera, el tobillo, las muñecas y manos.

Vale la pena resaltar que hacer deportes como el yoga, y el Tai Chi son un excelente ejercicio, pues además de disminuir el dolor, funcionan para estirar los músculos y a la vez relajar la mente, pues recordemos que la artritis también puede ser generada por los altos niveles de estrés.

Nutrición para la artritis reumatoide

Nutrición para la artritis reumatoideAunque hoy en día existen múltiples anuncios, productos y servicios que afirman funcionar de manera milagrosa en pocos días como solución contundente de la artrosis, la realidad es que el proceso de recuperación de esta enfermedad toma tiempo y mucho sacrifico por parte de las personas.

Es más, los ejercicios aeróbicos no suelen ser suficientes en algunas formas avanzadas de artritis, por lo que es buena idea agregar un programa de nutrición y algunos cambios en los hábitos del paciente.

No obstante, estos cambios nutricionales no suelen venir con muchos limitantes, pues las dietas inflamatorias efectivas contra el dolor de las articulaciones suelen basarse en una nutrición balanceada, que busca reducir algunos factores de riesgo, como lo son las purinas de origen animal, los azúcares y algunos ultra procesados.

De las dietas antiinflamatorias más útiles para el dolor y la hinchazón en las articulaciones podemos encontrar a la dieta mediterránea y a la dieta orgánica, las cuales, a diferencia de otros planes comerciales, poseen un menú muy variado y generan efectos positivos en el organismo en pocas semanas.

Finalmente, es importante aclarar que el ejercicio y la buena nutrición no solo afectan positivamente a la artritis, también mejorarán la calidad de vida; pues tener un cuerpo saludable y vital, vendrá plenamente de las decisiones y los hábitos que se decidan implementar diariamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here