¿Qué relación tiene la testosterona con la capacidad eréctil?

La testosterona es la principal hormona sexual del hombre, de gran importancia para el desempeño de muchas funciones del organismo. Ayuda a la regulación de la libido, a mantener la masa ósea y muscular, hacer la distribución de grasa, mantener la función eréctil, la producción de glóbulos rojos y el esperma.

Si bien es fundamental mantener los niveles adecuados de testosterona, esta disminuye de manera natural a medida que el hombre envejece, aproximadamente, un 1% al año después de los 40. Cuando esta disminución ocurre de manera radical, puede llevar a complicaciones como el hipogonadismo, infertilidad o problemas sexuales como disfunción eréctil.

Aunque el déficit de testosterona es un problema que ha incrementado en los últimos años, especialmente en hombres adultos, hoy en día hay diferentes mecanismos, suplementos y entrenamientos que pueden estimular la producción de esta hormona y regular las funciones del organismo.

A continuación especificaremos las principales causas de los bajos niveles de testosterona y explicaremos cómo esto puede afectar el desempeño sexual.

Causas del déficit de testosterona

Esta complicación no es únicamente una preocupación para los hombres de edad avanzada, pues se ha demostrado que los adultos y algunos jóvenes pueden tener niveles anormales de testosterona. La mala alimentación, la falta de actividad física y hábitos como el alcohol o fumar son factores que alteran la segregación de esta hormona, y por ende, podrían causar disfunción eréctil.

De igual manera, el sobrepeso, la diabetes y la hipertensión son la principal causa de alteraciones hormonales del último siglo. En un estudio médico, se recolectaron datos donde se determinó que el 30% de hombres con sobrepeso tenían niveles bajos de testosterona, en comparación con solo el 6,4 % de homvres con un peso normal.

Vale la pena aclarar que estas causas varían mucho, pues el hipogonadismo, el cáncer, la diabetes, condiciones de próstata y algunas lesiones o malformaciones en los testículos, también pueden reducir los niveles de testosterona o producir enfermedades como la disfunción eréctil.

Como afecta la baja testosterona el desempeño sexual

Algunos hombres con baja testosterona experimentan falta de deseo sexual o pueden perder el interés en el sexo completamente.

Función eréctil

Algunos hombres con baja testosterona experimentan falta de deseo sexual o pueden perder el interés en el sexo completamente.

En un gran estudio del hospital clínico universitario de Massachusetts, alrededor del 11% de los pacientes afirmaron padecer falta de deseo sexual. Los investigadores al evaluar los niveles de testosterona de ellos, identificaron que el 28% con niveles bajos de testosterona, tenían una libido menor. Estos hombres eran relativamente jóvenes, con una edad promedio de 47 años.

Problemas de erección

Mientras la testosterona regula el deseo sexual del hombre, también cumple un rol en el proceso de la función eréctil. Aunque esta hormona no causa las erecciones del pene por si sola, si estimula los receptores en el cerebro que generan el óxido nítrico.

El óxido nítrico es una molécula que se considera un vasodilatador natural, el cual aumenta la circulación de la sangre al pene. Con el déficit de testosterona, el hombre puede tener problemas a la hora de tener una erección antes del acto sexual, o dejar de experimentar erecciones matutinas.

Por otra parte, no hay estudios que indiquen que los niveles bajos de testosterona generen disfunción eréctil, pues la hormona cumple un papel bastante pequeño a comparación de los otros factores físicos y mentales.

Finalmente, es necesario aclarar que esta situación tampoco afecta la fertilidad en los hombres, aunque la testosterona ayuda a la creación de espermatozoides, la producción y la calidad de estos son reguladas por otras hormonas.

Fatiga

Es uno de los síntomas que forma parte del envejecimiento natural, pues la energía puede comenzar a disminuir, incluso si se ha dormido de forma efectiva; muchas veces la sensación de fatiga perdura a lo largo de la tarde o del día.

Cuando este problema ocurre en hombres adultos o sucede recurrentemente, puede ser signo de un déficit de testosterona en el paciente, afectando las actividades diarias, el estado de ánimo e incluso generando cambios de actitud repentinos.

Cómo mejorar los niveles de testosterona

Aunque el principal tratamiento para el déficit de testosterona son las terapias de remplazo hormonal, por medio de parches o inyecciones, esta terapia debe ser controlada por un especialista y puede generar algunos síntomas y efectos secundarios que podrían impedir que el tratamiento sea apto para todos los hombres.

A continuación vamos a nombrar algunos entrenamientos, deportes, suplementos y alimentos que mejoran la potencia y ayudan a regular la función sexual y la testosterona, además de aumentar la calidad de vida.

Deporte

La actividad física es una de las maneras más efectivas de prevenir muchas enfermedades relacionadas con un estilo de vida sedentario. Diferentes estudios encontraron que las personas que hacían ejercicio regularmente tenían como resultado niveles más altos de testosterona, y un incremento en la fucion eréctil.

Algunos deportes han demostrado ser más eficaces para mejorar el desempeño sexual y hormonal que otros. Es más, la hora del día en la que se realizan estos entrenamientos también influye a la segregación de testosterona.

Los intervalos de alta intensidad y el deporte de resistencia, son los mejores deportes para mejorar el desempeño sexual, gracias a la creación de masa muscular.

No obstante, todo tipo de ejercicio o deporte puede funcionar a la hora de regular el desempeño sexual. Siempre teniendo en cuenta que exagerar podría ser contraproducente, pues los atletas de élite y las personas que sobre entrenan pueden ver una caída en su nivel de testosterona.

Alimentos

Lo que comes tiene un gran impacto en la testosterona, así como en otros niveles hormonales, por lo que es necesario comprender que cada alimento ingerido es información que altera de forma positiva o negativa a nuestro organismo.

Como se nombró anteriormente, la obesidad, los problemas de diabetes e hipertensión arterial, son los principales causantes del déficit de esta hormona y desórdenes sexuales como la disfunción eréctil.

Por lo que una dieta adecuada, debe ayudar a controlar el peso, el apetito y otorgar los suficientes nutrientes al cuerpo. Los carbohidratos, el zinc y el magnesio son fundamentales, ya que investigaciones muestran su asociación con la optimización de la función hormonal.

Es necesario recordar que nunca es bueno llegar a los extremos, dietas sumamente estrictas o comer en exceso constantemente, puede alterar negativamente los niveles de testosterona.

Algunos de los alimentos que pueden incrementar la potencia sexual y la función hormonal son:

  • Ostras
  • Vegetales verdes
  • Salmón y Sardinas
  • Huevos
  • Bayas, cerezas y granadas

Suplementos

La mayoría de vitaminas y nutrientes se pueden encontrar en la comida, sin embargo, muchas veces es una buena idea potenciar los resultados con ayuda de algunos suplementos. Algunos con la supervisión de un médico.

La vitamina D3 es de las más populares, siendo obtenida de manera natural en humanos a través la luz solar. Se relaciona con varios beneficios para el rendimiento deportivo, y también puede funcionar como un refuerzo natural de testosterona.

De igual manera, un estudio indica que los suplementos de zinc y vitamina B aumentaron la calidad del esperma en un 74 %; siendo el zinc reconocido por aumentar la testosterona en los atletas.

Finalmente, el suplemento L-arginina es un generador del óxido nítrico, el cual ayuda a funciones como la erección, el rendimiento físico y la potencia sexual. Si bien la testosterona es fundamental para el rendimiento sexual de los hombres. Una correcta función sexual va acompañada de la salud física y mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here