¿Qué diferencia hay entre la artritis y la artrosis?

En muchas ocasiones se piensa que la artrosis y la artritis son lo mismo, pues las dos afectan a las articulaciones; sin embargo, estas enfermedades son muy diferentes, tanto en sus causas, sus síntomas y sus tratamientos.

Para tener un mayor control de estas patologías y poder prevenirlas, es preciso conocerlas en detalle, y atacarlas de manera independiente, evitando así que se realice un tratamiento equivocado, y este empeore las condiciones de salud del paciente.

¿Qué son artritis y artrosis?

Qué son artritis y artrosisAunque, tanto la artritis como al artrosis son enfermedades que por lo general son crónicas, degenerativas, y producen sensación de dolor en las articulaciones, debe entenderse que tienen una gran número de diferencias. Esto hace que sean clasificadas como dos enfermedades independientes, que poco tienen que ver la una con la otra.

Para evitar esta frecuente confusión, a continuación se exponen cuáles son las características principales de la artritis y de qué trata la artrosis:

¿Qué es la artritis?

La artritis es un término utilizado para definir al menos 100 afecciones y alteraciones reumáticas que se caracterizan por presentar inflamación en las articulaciones, afectación en la membrana sinovial o tejido que recubre las articulaciones, o disminución del líquido sinovial; ocasionando que los huesos que se encuentran contiguos no tengan suficiente aislamiento, y puedan llegar a erosionarse.

Dependiendo de la artritis que se parezca, esta se localizará en distintas áreas del cuerpo, tendrá síntomas variados, será crónica o aguda, y, asimismo, tendrá un tratamiento específico. Algunas de las artritis más conocidas son la artritis reumatoide, la gota y la artritis infecciosa.

En la gran cantidad de los casos, las artritis generan que haya dolor y rigidez en una o más articulaciones, hinchazón, enrojecimiento en la piel, y en algunos casos, deformaciones y alteraciones a órganos como los ojos, o el corazón.

¿Qué es la artrosis?

Qué es la artrosisLa artrosis es una enfermedad progresiva y crónica que afecta a las articulaciones, y se da cuando el cartílago se degenera hasta el punto de llegar a desaparecer, generando que haya roce entre los huesos, causando dolor, rigidez, inflamación, crujidos, restricción de movimiento en las articulaciones, e incluso, derrame articular.

Además de afectar el cartílago, la artrosis produce daños en los ligamentos, en los meniscos, en los músculos alrededor de la articulación, y la cápsula articular o la cavidad que une los huesos colindantes.

Por lo general, la artrosis se da en las articulaciones que están sometidas a más peso o más actividad, por lo que es común que se dé artrosis de rodilla, en las caderas, en los dedos de las manos, en la columna vertebral y en los hombros. También te podría interesar: cuáles son los síntomas de la artritis en la rodilla

Similitudes y diferencias entre la artrosis y la artritis:

Aunque anteriormente se ha definido tanto la artritis como la artrosis, es preciso señalar con claridad las similitudes y diferencias que estas tienen, con el fin de que se puedan identificar con más facilidad.

Semejanzas entre la artritis y artrosis

Causas y síntomas similares:

  • La posibilidad de sufrir alguna de estas enfermedades aumenta con la edad y si se tiene problemas de obesidad.
  • Al igual que la atrosis, la artritis puede ser de caracter reumática y ser un padecimiento crónico.
  • Tanto la artritis como la artrosis pueden tener como síntoma los dolores articulares y la restricción en la movilidad de estas.
  • Al igual que la artrosis, la artritis afecta la rodilla, las manos, las caderas, la columna, los hombros, y demás articulaciones.
  • Las dos enfermedades generan una reducción en la calidad de vida de las personas que la padecen.es

Similitudes en los tratamientos y la prevención:

  • En la mayoría de los casos de artritis, y artrosis, el tratamiento, más allá de curar, busca aliviar los dolores y darle una mejor calidad de vida a los pacientes que sufren estas patologías.
  • Para ambas enfermedades, se recomienda realizar ejercicio regularmente, de acuerdo a las condiciones que ponga el profesional de la salud, que atienda cada caso en particular.
  • La actividad física en ambas enfermedades retrasa el envejecimiento del cartílago, disminuye el dolor articular y la rigidez, y mejora la fuerza muscular, y el estado de ánimo. Es importante señalar que el mejor ejercicio para la artritis y para la artrosis es el que ayuda a fortalecer y a darle flexibilidad a la articulación, y aquel que no la sobrecarga.
  • Consumir comida saludable, mantener buenos hábitos en la postura y consumir calcio y omega 3, son algunos de los remedios incluidos en el tratamiento de la artritis que también son útiles para la artrosis.

Diferencias entre artritis y artrosis

Desimilitudes en causas y síntomas:

  • Se sabe que la artrosis es una enfermedad degenerativa, que entre más años se tengan, más posibilidades existen de padecerla, mientras que no se conocen con certeza los motivos por los cuales se desarrolla la artritis, aunque hay factores de riesgo.
  • Los síntomas de la artrosis suelen ser progresivos y verse representados de manera simultánea en varias articulaciones, mientras que el curso de la artrosis es difícil de descifrar, pasando de fase en fase de forma lenta y progresiva sobre la articulación; o rápidos y estancarse en algunos momentos.
  • La artritis produce síntomas generales en el cuerpo, más allá del dolor articular. Por lo que se puede padecer de malestar, desgano, fiebre, fatiga, y pérdida de peso y apetito. En el caso de la artrosis solo se manifiesta con dolores, desgaste y rigidez en la articulación afectada.
  • El dolor y entumecimiento producido por la artrosis aparece, por lo general, en periodos de falta de ejercicio. Los síntomas de la artritis pueden dar en la mañana, en la noche o de forma continua y prolongada, y mejora con el reposo.

Diferencias en el tratamiento:

  • Depende del tipo de artritis que se padezca, el tratamiento puede hacerse a través de antiinflamatorios, terapia e inmunosupresores, mientras que la artrosis no puede curarse, pero puede aliviarse por medio de medidas como el ejercicio, bajar de peso, analgésicos, e infiltraciones.

Diferencia en las consecuencias de las enfermedades:

  • Cualquiera de los tipos de artritis pueden afectar órganos como el corazón o la piel, mientras que la artrosis afecta a las articulaciones únicamente.
  • La artrosis es una enfermedad degenerativa, a causa del desgaste del cartílago que protege las articulaciones, mientras que la artritis puede ser ocasionada por infecciones, por depósito excesivo de cristales y ácido úrico, por respuesta autoinmune, o por herencia.

Otras diferencias:

  • La artritis suele darle, en mayor medida, a las mujeres. En el caso de la artrosis no se ha identificado que haya un lazo suficientemente estrecho entre la enfermedad y el género de la persona.
  • Los diferentes tipos de artrosis que existen, están clasificados por la ubicación del cuerpo en donde se presente, como por ejemplo la artrosis cervical, la lumbar o la de rodilla; mientras que los tipos de artritis están ligados a las causas que la producen, como la gota, generada por altos niveles de ácido úrico,y considerada como el tipo de artritis más dolorosa; o el lupus, producido por trastornos en el propio sistema inmunitario.

Conclusiones

Tanto la artrosis, como la artritis son enfermedades que afectan principalmente las articulaciones, sin embargo, sus causas y efectos tienen grandes diferencias.

Así que, para definir cuál de las dos se padece, es preciso que se consulte un especialista que esté en capacidad de evaluar los síntomas y recetar el tratamiento adecuado, según sea el caso.

Las principales diferencias entre artritis y artrosis, son que la primera es una enfermedad en las articulaciones a causa de la inflamación de la membrana sinovial, y puede ser producida por varios factores de riesgo, como la edad, motivos ambientales, hereditarios, infecciosos, o trastornos autoinmunes.

Mientras que en el caso de la artrosis, el daño es causado por el desgaste natural del cartílago por el paso del tiempo y el uso recurrente de las articulaciones, ocasionando dolor, falta de flexibilidad, y disminución del rango de movimiento.

En este sentido, el tratamiento de la artritis dependerá de qué tipo se padece, pues no se recetará lo mismo a quien tiene artritis reumatoide, que a quien tiene gota. En el caso de la artrosis, sin importar si es artrosis de rodilla o de cadera, y teniendo en cuenta que es una enfermedad crónica, por lo general se recomienda ejercicio, antiinflamatorios y analgésicos.

Con lo anterior, se recalca la importancia de tener claridad sobre las enfermedades, y saber identificar sus características, pues saber estos elementos permiten que haya una mayor probabilidad de prevención, y un mejor manejo de los síntomas y daños, disminuyendo así los efectos que pueden llegar a incapacitar y a reducir significativamente la calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here